Mom News

Mesa de trabajo 3

Mom
News

Guía completa para dar un baño de esponja a tu bebé

 38,904 Visitantes

¿Con qué debes contar previo al baño?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda retrasar el primer baño del recién nacido durante al menos 24 horas. Sin embargo, antes de comenzar el baño de esponja, es esencial reunir todos los suministros necesarios para que la experiencia sea segura y cómoda para tu bebé. A continuación, te presentamos una lista de los elementos y puntos a tener en cuenta para hacerlo de manera efectiva.

  • Elige un lugar adecuado: busca un espacio cálido y cómodo donde puedas colocar al bebé, como una mesa para cambiar pañales o una superficie firme y plana cubierta con una toalla limpia.
  • Verifica la temperatura del agua: llena un recipiente pequeño con agua tibia a una temperatura cómoda para el bebé, que debe estar entre 37 °C y 38 °C (98 °F – 100 °F). Asegúrate de comprobar la temperatura antes de comenzar y durante el baño para prevenir quemaduras o escalofríos.
  • Prioriza un jabón específico: utiliza un jabón neutro formulado para bebés que no irrite su piel. Además, ten a mano una toalla suave y limpia para secarlo después del baño.
  • Escoge una buena esponja: opta por una esponja suave o un paño limpio y suave para lavar las partes del cuerpo del bebé.
  • Ten pañales limpios y ropa seca cerca: asegúrate de disponer de pañales limpios y ropa seca y cómoda para vestir al bebé después del baño.
  • Humecta la piel: para mantener la piel del bebé hidratada, puedes aplicar una crema hidratante o aceite diseñado para bebés después del baño.

Es recomendable establecer una rutina para el baño de esponja, de manera que tu bebé se acostumbre a ella y se sienta cómodo y relajado. Durante el baño, puedes hablar con tu bebé y cantar canciones relajantes para que la experiencia sea placentera y reconfortante.

Pasos para dar un baño de esponja al bebé

Siempre intenta mantener la calma y la paciencia durante el baño. Si tu bebé se pone nervioso o llora, háblale y consuélale. Una vez que hayas reunido todos los suministros, sigue estos pasos recomendados por la American Academy of Dermatology Association para dar un baño de esponja a tu bebé:

1. Comienza con una correcta higiene

Antes de tocar a tu bebé, lava bien tus manos con agua tibia y jabón para evitar la propagación de gérmenes. Además, limpia la superficie y los materiales que hayas escogido. Luego, coloca al bebé en el lugar que has preparado.

Asegúrate de que esté cómodo y seguro. Mantén todos los suministros al alcance de tu mano. En ningún momento debes dejar al bebé solo durante el baño de esponja, ni siquiera por pocos minutos. De hecho, puedes mantener una mano sobre él en todo momento para garantizar su seguridad.

2. Limpia el rostro y el cuerpo

El siguiente paso será mojar la esponja o paño en agua tibia y exprimirlo suavemente. Luego, mientras mantienes al bebé envuelto en una manta, limpia de manera delicada su rostro, comenzando por los ojos y luego la boca y las orejas.

Continúa con suavidad y cuidado por el cuerpo, asegurándote de limpiar todas las áreas, como el cuello, los brazos, las manos, el pecho, el abdomen, las piernas y los pies. Usa una parte diferente de la esponja o paño para cada área.

3. Enjuaga y seca de forma correcta

Enjuaga la esponja o paño con agua tibia limpia y elimina cualquier residuo de jabón del cuerpo del bebé, ya que su presencia puede causar irritación. Luego, sécalo con suavidad mediante palmaditas con una toalla limpia. En ningún caso frotes la piel para secarla.

4. Humecta y viste al bebé

Una vez que su piel esté seca, aplica una pequeña cantidad de crema o aceite hidratante para mantenerla suave e hidratada. Luego, viste al bebé con pañales limpios y ropa seca y cómoda. En relación con esto, Nemours aconseja doblar la parte delantera del pañal por debajo del muñón del cordón umbilical para que permanezca al aire y seque más rápido. Asegúrate de que esté abrigado y cómodo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: